How many horses?

How many horses participated in the Mexican Revolution? We have to recognize the horse was, until the middle of last century, the most powerful element of progress. González Camarena represents a war in which the horse is the main character, pounding against the enemy, suffering, falling, panicking but getting its raiders to the end of their strength. In both, horse and rider, we can see the skeleton and muscles under the skin and clothes, as a profound symbol of how deep the combat and the motivating ideals were, enough to win over superior rivals with better training, equipment and strength.

At the extreme of the painting we find the figures of Carranza and Madero among documents that, at the end, compose the Mexican Constitution of 1917.

In the East wall the artist represented peace times, and the effervescent construction and culturization, where then Governor Oscar Flores Tapia, surrounded by his closest collaborators, all carrying picks and shovels, work among the industrial machinery of the capital city, smokestacks, smelting ovens and cranes. The façade of the Ateneo Fuente, a local high school, is shown as a representative of the education forces, under a sun and a moon and below them, the Cerro del Pueblo on a wheelbarrow. To the right we see a mason worker with a lead in his hand, making sure everything is carried on with verticality and rectitude.

His gaze is unequivocally directed to the politicians.

Screen Shot 2017-03-10 at 11.09.41

¿Cuántos caballos lucharon en la Revolución Mexicana? Al igual que rendimos tributo al tren por su participación en la vida nacional, hemos de reconocer que el caballo fue, desde la llegada de los españoles hasta mediados del siglo pasado, el elemento más poderoso para el progreso. González Camarena representa en la pared norte de la presidencia saltillense una guerra en que los caballos se lanzan feroces sobre el enemigo, sufren, caen y se aterrorizan pero llevan a sus jinetes hasta donde lo permiten sus fuerzas. En ambos, cabalgadura y jinete, puede apreciarse el esqueleto bajo la piel, como símbolo de lo profundo que calaron en ellos el combate y los ideales que les motivaron, suficientes para imponerse a rivales superiores en capacitación, equipamiento y fuerza, representados por un militar fuertemente condecorado que cae ante el embate de los sencillos soldados sobre un escarpado piso de filosas rocas y un fondo de fuego, tratando inútilmente de asirse con el índice y pulgar de una de sus medallas. Al final del cuadro encontramos a las figuras coahuilenses de Carranza y de Madero entre papeles que al final componen la Constitución de 1917, fruto de la sangre de miles de mexicanos que pudieron desde entonces dedicarse a la construcción de una vida mejor para los suyos.Screen Shot 2017-03-10 at 11.10.01

En la pared oriente se representa el tiempo ya de paz y esta efervescencia de construcción y cultura, donde el Gobernador Oscar Flores Tapia, rodeado de sus colaboradores, todos portando picos y palas, trabajan entre maquinaria industrial, chimeneas, grúas y fundiciones; destaca como representante del valor educativo de Saltillo la fachada del Ateneo Fuente flanqueada por un sol y una luna y al frente, abajo, la figura del Cerro del Pueblo sobre una carretilla. A la derecha se levanta un peón descamisado con una escuadra y una plomada en las manos, exigiendo que todo aquello se haga con rectitud y verticalidad.

Su mirada se dirige inequívocamente hacia los políticos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: